No somos una religión, somos una filosofía...

LA MEDITACIÓN ES UNA FLOR DE SERENIDAD, QUE SE ELEVA SOBRE UN MUNDO DE ILUSIÓN